[Layout Image: No Content]
Gallaudet Univeristy
Decorative Graphic: No content.

Elgiendo un entorno educativo

tree-click here for Education
Educacion

Eligiendo un entorno educativo

La tarea de elegir el entorno educativo más apropiado para facilitar el desarrollo de la lengua, el aprendizaje académico, y un desarrollo socioemocional positivo para niños sordos o hipoacúsicos puede ser confusa. Las opciones no siempre se definen claramente ya que hay muchos factores que afectan el éxito de los niños en un ambiente u otro, y hay recomendaciones profesionales muy variadas con respecto a los distintos sistemas. La llegada del implante coclear ha hecho este proceso de toma de decisiones aun más difícil.

Cada niño llega al proceso de implante con características y resultados potenciales únicos. Mientras que la motivación y las esperanzas de algunas familias pueden ser que su hijo implantado participará en la escuela de su barrio sin la ayuda de servicios educativos adicionales, para algunos niños esto puede no ser un resultado inmediato, y para otros esto puede no ser un resultado realista.

Así como la tecnología del implante ha llegado a ser más común, también se ha ampliado la diversidad en los tipos de niños que obtienen implantes. Durante los primeros años en que apareció la implantación, los niños que lo recibían parecían ser un grupo homogéneo. Este grupo abarcaba a niños implantados de origen caucásico, de familias con altos niveles de ingresos que eran en educados la educación común o en programas orales. (Parents’ Perceptions and Experiences with Their Children’s Cochlear Implants: A Report of the Results of the Survey of Parents of Pediatric Cochlear Implantees, “Percepciones y Experiencias de los Padres sobre los implantes cocleares de sus hijos: Un reporte con los resultados de una encuesta a implantados padriátricos”. Presentado por Tom Allen, Decano de la Facultad de Postgrado e Investigación de Gallaudet University, en marzo de 2000.)

Además, muchos de los niños seleccionados como candidatos poseían sordera post-lingual o eran niños con experiencia auditiva previa y aptitud demostrada para desarrollar la lengua oral. En la medida en que más niños obtienen implantes cocleares, la observación indica que la población implantada está cambiando. Los niños que actualmente están obteniendo implantes cocleares vienen de una población con bagajes culturales, grupos socioeconómicos, y rangos de edades (especialmente bebes y niños pequeños) cada vez más diversos.

El punto central detrás de todo esto es que no hay una sola ubicación educativa correcta para un niño con un implante coclear. Además, la ubicación y las necesidades comunicativas pueden necesitar cambiar sobre la base de la evaluación del éxito que un niño obtenga en un ambiente educativo determinado. Es necesario que las opciones de ubicación educativa sean continuamente monitoreadas y evaluadas para asegurar que el alumno esta en el lugar correcto.

Alternativas de ubicación educativa

Las alternativas de ubicación educativa para un niño con implante coclear incluyen opciones similares a las disponibles para otros niños sordos o hipoacúsicos. Estas alternativas incluyen:

  • una escuela común o privada sin ayudas adicionales,
  • inclusión en una escuela común o privada con apoyos integrados en la escuela (maestros itinerantes, maestros de recursos, especialistas del habla y el lenguaje, etc.),
  • una sala para niños con pérdida auditiva usando:
    • un enfoque oral,
    • palabra complementada,
    • comunicación total, o
    • Lengua de Señas Americana,
  • una escuela para niños sordos que use:
    • un enfoque exclusivamente oral
    • comunicación total, o
    • un enfoque bilingüe (Lengua de Señas Americana e Inglés).

Consideraciones para la toma de decisiones

Como los resultados varían para cada niño con un implante coclear, de la misma manera que varían para toda la población sorda, un alumno no debe ser definido/ ubicado/ planeado sólo sobre la base de su implante coclear. Cuando se toman decisiones en relación con la ubicación educativa de niños implantados, es importante considerar las siguientes características individuales del niño:

  • Antecedentes:
    • historia médica y evolutiva
    • etiología de la pérdida auditiva, comienzo y edad de identificación
    • calidad y cantidad del apoyo familiar
    • bagaje cultural
  • Intervención:
    • edad a la que se inició la intervención
    • calidad, cantidad y consistencia de la intervención antes del implante coclear
    • tipo de lenguaje usado antes del implante (hablado o señado)
    • calidad, cantidad y consistencia de la estimulación lingüística
    • funcionamiento lingüístico, cognitivo y académico
    • perfil de aprendizaje, estilo y características
    • desarrollo socioemocional
  • Implante:
    • edad al momento del implante
    • experiencia auditiva previa al implante
    • experiencia auditiva posterior al implante
    • modo primordial de comunicación al momento del implante
    • objetivo de la cirugía y expectativas del alumno y de la familia
    • consistencia en el uso del implante

Las siguientes consideraciones con respecto a la ubicación educativa deben ser tenidas en cuentas para los niños con implantes cocleares, como serían tenidas en cuenta para cualquier niño sordo:

  • Elegir un programa que tenga en consideración al niño como una totalidad. Un programa educativo apropiado tiene en consideración el funcionamiento general de un niño y las metas de una variedad de áreas, no sólo del desarrollo del habla y la audición. Un programa que sólo se enfoca en el desarrollo de las habilidades del habla y la audición a expensas de la exclusión de otros componentes de la educación de un niño, puede no ser en beneficio para el niño.
  • Para mayor información en inglés:

    How the Individuals with Disabilities Education Act (IDEA) Applies to Deaf and Hard of Hearing Students

    “Cómo se aplica el Acto de Educación de Individuos con Discapacidades (IDEA) se aplica a los estudiantes sordos e hipoacúsicos”

    Los componentes de los programas deben ser individualizados y basados en el Plan de Servicios Individualizados para la Familia o en el Plan Educativo Individualizado. No hay que asumir que la ubicación y los servicios educativos van a ser los mismos para dos estudiantes con implantes cocleares. Cada niño llega al proceso de implante en un estadío diferente del desarrollo. El planeamiento de la ubicación y los servicios de apoyo educativos para cada niño deben ser guiados por el proceso de Plan de Servicios Individualizados para la Familia o en el Plan Educativo Individualizado.
  • La colaboración con los centros de implante de los hospitales es beneficiosa. La colaboración continua entre los centros de implante y los programas educativos (por ejemplo: las observaciones mutuas, talleres, trabajo en equipo, asistencia a las reuniones de los Planes de Servicios Individualizados para la Familia o los Planes Educativos Individualizados) es integral para promover un planeamiento cohesivo. Es importante que los centros de implante comprendan la amplia gama de cuestiones involucradas en la ubicación y el planeamiento educativos; y que las escuelas comprendan los aspectos médicos y clínicos del implante de manera que las familias reciban una orientación coherente con respecto a la búsqueda de servicios y a la ubicación luego de la cirugía.
  • Mantener en mente los niveles actuales de funcionamiento y las metas para el desarrollo del lenguaje. Hay que elegir un programa/clase que sea sensible a la competencia lingüística actual en lengua oral, y no sólo a las expectativas que se tienen para el futuro. Aunque con su implante coclear los niños pueden tener habilidades similares para reconocer el sonido, ellos pueden tener habilidades únicas para usar esta habilidad para entender la lengua oral. Si bien es necesario que un alumno esté en un ambiente que le resulte desafiante, no es útil tener a un niño perdido, abrumado o frustrado.
  • ¿Qué sucede con el uso de intérpretes en la escolaridad común? Debe considerarse la inclusión de intérpretes en un programa, sólo si el niño es un usuario de lengua de señas. Si un alumno tiene dificultades para seguir lo que se habla en una sala de clases de escolaridad común, los intérpretes no deben considerarse la solución para clarificar la información a un estudiante sordo que no sabe lengua de señas. La lengua de señas no puede ser aprendida eficazmente a través del uso de un intérprete y no se recomienda como remedio para la inhabilidad de un niño de aprender a través de la lengua oral. Si esta situación se presenta, las consideraciones sobre la ubicación escolar deben ser consideradas con mucho cuidado.
  • ¿Qué sucede con el uso de un sistema de frecuencia modulada (FM)? Hay opiniones variadas con respecto al uso de equipos de FM para asistir a estudiantes con implantes cocleares. Algunos centros de implante recomiendan que inicialmente el niño se ajuste a la audición a través de su implante sin añadir estos sistemas. Esto le permitiría aprender a escuchar en una situación de “solo implante”. A medida que la tecnología mejora y avanza, un número mayor de estudiantes están usando y evaluando el uso de sistemas de FM. Las necesidades de cada estudiante deben ser tenidas en cuenta mientras se decide si se debe utilizar o no este sistema.
  • La variedad de edades a las que se realiza el implante, representan necesidades variadas en cuanto a los programas. Es más fácil desarrollar un programa alrededor del desarrollo del lenguaje para niños pequeños implantados, ya que los objetivos de la mayoría de los programas de educación temprana se centran en la facilitación del desarrollo lingüístico. Para los estudiantes que obtienen el implante coclear cuando son más grandes, es crucial el desarrollo de un programa que equilibre el aprendizaje de la lengua oral y las necesidades académicas. El objetivo principal de un día escolar es la obtención de información académica. Cuando un niño obtiene un implante, se hace necesario expandir la atención para desarrollar la lengua oral sin sacrificar el aprendizaje.
  • Accesibilidad a la información. Mantenga en mente que el avance de un niño a través de la jerarquía del desarrollo de habilidades auditivas hasta el punto donde él o ella obtiene acceso a la audición lleva tiempo. Cada niño implantado posee un nivel diferente de accesibilidad a la información a través de la audición. Esto significa que él o ella tendrá diferentes niveles de acceso a la información académica, a las interacciones sociales y al aprendizaje incidental. Es importante determinar si un determinado entorno brinda la oportunidad al niño de obtener suficiente acceso a través de su audición para involucrarse y ser un participante activo en la clase.

    Aún si un niño puede escuchar algunos sonidos, eso no significa que pueda aprender información compleja por la vía auditiva. Además, algunos niños pueden ser eficaces en las comunicaciones sociales usando la lengua oral, pero experimentar problemas en la comunicación cuando se trata de aprender información académica a través de su audición. Es importante que los niños implantados tengan acceso a todos los niveles de información que los rodean.

  • El ambiente menos restrictivo (LRE- Less Restrictive Environment). Es importante determinar si una ubicación determinada es realmente el “ambiente menos restrictivo” para un niño con implante coclear. Mientras que el objetivo para un niño implantado pueda de ser que participe en la escuela de su vecindario, este puede no ser el mejor lugar para un niño que recién implantado. Lo que aparenta ser el “ambiente menos restrictivo” sin todos los apoyos necesarios puede resultar en una atención insuficiente a las necesidades globales del niño.
  • Interacciones Sociales. Aunque las opciones de ubicación escolar para niños con implantes cocleares se eligen a menudo basándose en sus posibilidades de facilitar el desarrollo de la lengua oral, es crucial que la ubicación sea evaluada para promocionar oportunidades positivas de socialización. Para facilitar el desarrollo de habilidades sociales y comportamientos propios de su edad es importante que estos niños se encuentren en un ambiente donde se sientan a gusto comunicándose con sus pares y amistades. Estos temas requieren una atención seria cuando se está evaluando una ubicación específica.
  • Servicios de apoyo suficientes. Es crucial asegurar que la ubicación educativa de un niño provea evaluaciones comprensivas del alumno y los servicios de apoyo necesarios. Mientras se evalúan decisiones, es necesario asegurarse que profesionales sordos están prestando servicios calificados para evaluar al niño. Además, es necesario asegurarse que el niño tenga acceso a dispositivos tecnológicos que pueda necesitar, tales como sistemas de frecuencia modulada u otras tecnologías de asistencia (por ejemplo, entrada directa de audio de la computadora al implante coclear).
  • Para más información en inglés sobre ubicación educativa, vea los siguientes sitios:

    Evaluating School Programs for Deaf and Hard of Hearing Children
    Evaluando programas para niños sordos e hipoacúsicos

    "In the Classroom…Children with a Cochlear Implant.”
    "En el salón de clase…niños con implante coclear"

    Entrenamiento de los maestros y el personal. Los maestros, profesores y miembros del personal deberían contar con oportunidades de desarrollo profesional continuo para facilitar la participación de los niños con implante coclear en la escuela. Muchos maestros y personal, aún aquellos que han estado involucrados varios años en la educación de niños sordos, pueden no saber acerca de la tecnología de los implantes, las estrategias para trabajar con estudiantes implantados y resultados esperables. Es necesario que los profesionales sean entrenados con respecto a todos los componentes del planeamiento y la implementación de un programa comprensivo para estudiantes implantados.
  • Otras cuestiones relacionadas con el aprendizaje. Mientras algunos niños pueden tener problemas de comportamiento y aprendizaje que se resuelven luego del implante debido a sus mejores habilidades de comunicación, un implante no remediará cuestiones no relacionados con la pérdida auditiva. Los niños con problemas de aprendizaje o emocionales adicionales, que no tienen que ver con la pérdida auditiva, seguirán teniendo los mismos problemas. La ubicación educativa debe decidirse teniendo presentes todas las cuestiones relacionadas con el aprendizaje del niño, no sólo con el implante coclear.
  • Apoyo de la familia. El apoyo de la familia es fundamental para el éxito de un niño/a con un implante coclear y de su programa educativo. Busque un programa que apoye a las familias en la comprensión del proceso de entrenamiento comunicacional posterior al implante. Para las familias para las que el inglés es una segunda lengua, es necesario asegurarse que el programa elegido provea acceso a la información en su primera lengua.